¿Quién persigue a quién?

Tras la cacería de Edward Snowden por haber filtrado datos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), los mandatarios de diferentes países como Nicaragua, Bolivia y Venezuela decidieron ofrecerle asilo humanitario. Hoy,  según informes de la BBC, se detuvo el vuelo del presidente Evo Morales en España debido a sospechas de que Snowden estuviera a bordo del mismo avión, el cual venía en ruta Moscú-Bolivia.

“Seguramente España está consultando con sus amigos” afirmó el presidente Evo Morales, tras el atraso y las sospechas que se generaron por su vuelo.

Es necesario destacar que el perseguido Snowden afirmó con anterioridad haber iniciado sus labores dentro de la empresa Booz Allen Hamilton, con el objetivo de tener acceso a documentos de la NSA y luego dar a conocer el espionaje cibernético que se llevaba a cabo en dicha agencia.

El antiguo técnico de la CIA está siendo perseguido por dar a conocer documentos que pusieron en evidencia a la NSA de los Estados Unidos ante el mundo entero. Ya que estaban monitoreando conversaciones entre estadounidenses e información de carácter personal, a través de diferentes medios como la telefonía y el Internet.

La NSA se refugia tras el argumento de que solamente llevaban a cabo dicho proceso de investigación, con todo aquel ciudadano estadounidense que les diera un motivo de peso para sospechar que representan una amenaza para el país, ya que podrían pertenecer a una organización “terrorista”.

Recapitulando hechos que se dieron hace doce años, debemos recordar que Estados Unidos es una nación que en el 2001 lideró una guerra en contra de civiles inocentes en Afganistán, luego de los hechos del 11 de setiembre y el atentado “terrorista” de las Torres Gemelas.

Cabe destacar que este acontecimiento (Guerra en Afganistán) nunca se dio a conocer por su verdadero nombre de “genocidio silencioso”, tal como lo califica Noam Chomsky en su texto ¿Hacia dónde se dirige el mundo?.

A partir de ese momento, EEUU dio inicio al eterno juego del gato y ratón, justificando  lo que hace (desde matanza hasta invasión a la privacidad), tras el argumento de que todo forma parte de una implacable “lucha contra el terrorismo”. Reforzando y validando sus actos criminales e inhumanos mediante campañas nacionalistas y conceptos xenofóbicos.

Los documentos que expuso Edward Snowden a la luz pública, son tan solo la confirmación de aquello tan terrible que todos temíamos, pero de lo cual no habían pruebas suficientes: la violación a la privacidad y las comunicaciones se está llevando a cabo por medio del Internet.

Remontándonos en la era de su nacimiento, debemos recordar que a pesar de que esta herramienta surgió como un nuevo método para la comunicación entre universidades. El gobierno de los Estados Unidos deseaba evitar a toda costa que los mortales como usted y yo pudiéramos tener acceso a este mecanismo, el cual luego fue convirtiéndose poco a poco en un arma de comunicación en manos de las masas.

Y es que ahora aparentemente ni siquiera los países latinoamericanos están exentos de caer en el monitoreo constante y la paranoica investigación por parte de EEUU. Según informes del canal brasileño Globo, el cual también tuvo acceso a datos proporcionados por Snowden, se afirma que: “Brasil aparece como un blanco en la vigilancia de datos y es el más monitoreado de América Latina”.

También se afirma cómo durante los últimos diez años, tanto las personas que residen en Brasil como las empresas que tienen sus bases en ese país, se fueron convirtiendo en uno de los objetivos del espionaje que está llevando a cabo la NSA.

Sin contar con cifras exactas, solo en enero de este año, el país suramericano se posicionó justo debajo de los EEUU, el cuál contó con 2,3 billones de conversaciones telefónicas y mensajes monitoreados.

Globo señala que “Los documentos de la NSA son concluyentes. Brasil cuenta con extensas redes digitalizadas tanto públicas como privadas, las cuales son operadas por grandes compañías de telecomunicaciones y de Internet. Es por esta razón que aparece destacado en los mapas de la agencia americana como un blanco prioritario en el tráfico de telefonía y datos (origen/destino), al lado de naciones como China, Rusia, Irak y Pakistán”.

Recientemente Snowden solicitó asilo a Rusia, ya que por el momento no puede viajar a América Latina. Ante este hecho, Dmitri Peskov vocero del presidente de Rusia, manifestó que Edward Snowden podría quedarse en este país sólo si desiste de llevar a cabo cualquier acto que pueda perjudicar a Estados Unidos.

El estadounidense aceptó los términos y dejó claro que su propósito nunca ha sido perjudicar a Estados Unidos, ya que es su país de origen.

Tatiana Lókshina, vicedirectora de la ONG Human Rights Watch, estuvo presente en la reunión que  llevó a cabo Snowden con los diferentes grupos de derechos humanos y afirmó que él quedó atrapado en Moscú como consecuencia de la campaña de persecusión que se está llevando a cabo desde Washington.

La respuesta  por parte del gobierno de Barack Obama no fue nada sorpresiva, en realidad era predecible. Acusaron a Rusia porque bajo su perpectiva, están abriendo un espacio o “plataforma para la propaganda“. Según declaraciones del portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, Rusia no está manteniendo una posición neutral ante el caso Snowden.

Como consecuencia, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) manifestó que Snowden está ejerciendo su derecho al solicitar asilo y que debería de ser protegido, ya que reveló datos que van en contra de los derechos humanos y que representan un irrespeto al derecho de la privacidad.

Los mandatarios del Mercosur se reunieron el viernes 12 de julio en una cumbre en Montevideo, donde luego manifestaron a través de un comunicado, que el asilo constituye un “derecho inalienable” y afirmaron su posición en contra de todo tipo de hostigamiento o presión, que tenga como objetivo obstaculizarlo.

Mediante este análisis podemos comprender cómo Edward Snowden es tan solo el perfecto chivo expiatorio para un Estados Unidos que desde los años 90’s falló en su propósito de conservar el Internet como su único tesoro. Viéndose obligado a compartirlo, en contra de su voluntad, con los países que están al otro lado del charco, fuera de sus cuatro paredes, en lugares donde sus normas no aplican y su sed por control se ve amenazada ante los límites territoriales de idiomas que les resultan extraños y culturas que desconocen.

Imagen tomada del sitio web contrainjerencia.com

Imagen tomada del sitio web contrainjerencia.com

Escrito por: Marianna Araya Morales.

Estudiante de Periodismo de la Universidad San Judas Tadeo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s